PADRES E HIJOS EN CONFLICTO. CUANDO LA SOLUCIÓN ESTÁ FUERA DEL HOGAR

Campus Unidos. Brea de Tajo. Madrid. Octubre 2014. El campus Recurra Ginso acoge durante meses a jóvenes de 12 a 18 años y les ayuda, en tarapia junto a sus padres, a resolver sus problemas de convivencia.

Portazos, gritos, insultos, empujones, puñetazos, sillas o mesas golpeadas y tiradas por el suelo... Es el único lenguaje que algunos adolescentes mantienen con sus padres. Cada vez hay más casos. Sin embargo, la vergüenza para los padres de no poder «domar» este comportamientode sus hijos, a veces de tan solo 14 años, esconde verdaderos dramas. Ante ellos se plantea el silencio, y agravamiento del problema, o la opción denunciar ante la fiscalía. Esta última decisión crea gran ansia de venganza por parte de los hijos por el hecho de sentirse denunciados por sus propios progenitores. «Por esta razón ofrecemos a las familias una alternativa para intentar solucionar el problema de forma voluntaria por ambas partes. Se trata del Campus Unidos, que pertenece al programa Recurra Ginso —apunta Javier Urra director de esta iniciativa—, un centro privado con concierto con el Ministerio de Sanidad. No es un centro educativo, ni de desintoxicación, sino terapéutico sanitario porque detrás de las conductas de estos jóvenes hay patologías», asegura.

Para ampliar más información ir al siguiente enlace.

fuente: http://www.abc.es/familia-padres-hijos/20141028/abci-convivencia-padres-hijos-201410271544.html

Tipo noticia: 
Nacional