Centro residencial de convivencia en grupo educativo "El Carmen"

Programas de Tratamiento

El trabajo que se realiza desde este Área de Tratamiento e Intervención, trata de llevar a cabo diversos Programas con las menores, atendiendo de manera individualizada las necesidades, dificultades, problemáticas y carencias específicas de cada una de ellas y, paralelamente, se trabajan estas mismas problemáticas a nivel grupal que, en muchas ocasiones, son fruto de las características personales, sociales, familiares, laborales y/o educativas que dicha población presenta a nivel general.

El Proceso de Intervención Psico- Socio- Educativo que se sigue con cada menor que ingresa en un Centro de Convivencia en Grupo Educativo debe ir encaminado hacia la Reinserción Social, lo que conlleva una serie de intervenciones por parte del Equipo Técnico del Centro para hacer posible este objetivo.

Este tipo de Régimen Abierto, favorece tanto la convivencia de la menor con otras personas, tanto iguales como Personal Educativo, amoldándose a unas normas establecidas para el buen funcionamiento del grupo que acabaría interiorizando y generalizando, así como el Tratamiento Individual y Familiar que llevaría a cabo el Equipo Técnico con la menor y su familia, así como la posibilidad de mantener un estilo de vida normalizado, continuando con sus estudios y/o formación profesional, además de disfrutar de Salidas y Permisos según avances en el Tratamiento.

Con el fin de garantizar la formación de la menores adscritas al Centro de Convivencia en Grupo Educativo, para desarrollar las capacidades marcadas por la Ley Orgánica 1/1990, de 3 de octubre, de Ordenación General del Sistema Educativo y según el Decreto 231/2007, de 31 de julio, por el que se establece la ordenación y las enseñanzas correspondientes a la educación secundaria obligatoria en Andalucía, concretaremos los criterios metodológicos para todas aquellas menores que por edad estén obligadas a asistir a clases, lo harán de manera normalizada al Instituto de referencia más cercano.

PROGRAMA DE TRATAMIENTO DE CLASIFICACIÓN INTERIOR BASADO EN UN SISTEMA DE CRÉDITOS POSITIVOS/NEGATIVOS.

Puesto que se trata de un Centro de Convivencia en grupo educativo, donde se llevarán a cabo Medidas no privativas de libertad, no existe un sistema disciplinario para reconducir las conductas disruptivas, sino que se hará mediante actuaciones psicopedagógicas.

Dado el eminente carácter educativo del Centro, se considera fundamental primar las intervenciones pedagógicas, en detrimento de planteamientos puramente coercitivos.

El Programa de Tratamiento basado en un sistema de créditos positivos/ negativos, a modo de economía de fichas, como una herramienta de intervención educativa y de aprendizaje de conductas adecuadas.

PROGRAMA DE HABILIDADES SOCIALES Y CONTROL DE IMPULSOS.

El objetivo general de este programa es contribuir a que las menores adquieran las habilidades sociales necesarias que les permitan establecer y mantener relaciones interpersonales adecuadas en cualquier medio social, responder de forma normalizada a los problemas que se les presenten de a nivel grupal y participar activamente en su reinserción social.

PROGRAMA DE INTERVENCIÓN ESPECÍFICA PARA DELITOS DE MALTRATO EN EL ÁMBITO FAMILIAR.

El fenómeno de la violencia intrafamiliar se ha convertido en los últimos años en un asunto de máximo interés institucional y social atendiendo principalmente, a razones como su elevada incidencia y la gravedad de las consecuencias que de él se derivan. Somos conscientes del aumento alarmante de este tipo de delitos, lo que nos exige pensar que nos encontramos ante una patología en auge que necesita de un Tratamiento eficaz y específico para conseguir la prevención de este tipo de comportamientos.

El objetivo principal de este Programa de Intervención es promover en el ámbito familiar, una convivencia armoniosa libre de violencia, fundamentada en el establecimiento de unas correctas pautas socioeducativas y convivenciales, basadas en la presencia de una comunicación intrafamiliar que favorezca una adecuada dinámica familiar. La intervención desde la mediación familiar tiene carácter interdisciplinar, llevada a cabo conjunta y de manera coordinada por parte del área Social, Psicológica y Educativa, siendo imprescindible modificar los comportamientos y actitudes de la menor que le han llevado a este tipo de delitos, así como los factores familiares que han podido propiciar o mantener esta conducta a lo largo del tiempo.

Entendemos la Mediación Familiar como un proceso de resolución alternativa de los conflictos, enfocada a aquellos miembros de la familia que estén inmersos en algún conflicto entre sí, para que consigan solucionarlos de forma satisfactoria, aceptando la ayuda de un mediador profesional, en este caso el Equipo Técnico del Centro Residencial, previniendo el resurgimiento de este tipo de conflictos en el ámbito familiar.

PROGRAMA DE PARENTALIDAD POSITIVA (ESCUELA DE PADRES)

La Escuela de Padres surge ante la necesidad de hacer frente a una nueva realidad familiar cada vez más extendida e implementada en nuestra sociedad actual, a través de un novedoso instrumento de Intervención en el cual se incentiva la implicación activa y la estrecha colaboración de los padres y de los miembros del equipo multidisciplinar a lo largo de todo el proceso de tratamiento de la menor.

Se conformará un espacio de información, formación y reflexión dirigido a padres y madres sobre aspectos relacionados con las funciones parentales. Será un recurso de intervención terapéutica y apoyo a las familias de estas menores, para que puedan desarrollar adecuadamente sus funciones educativas y socializadoras y superar situaciones de necesidad y riesgo social, contribuyendo a modificaciones conductuales y a la adquisición de pautas saludables de dinámica familiar.

Desde la Escuela de Padres y a través de profesionales experimentados, en un clima de confianza, se informará y orientará sobre el desarrollo y la socialización de sus hijas, sobre la prevención de situaciones problemáticas y el aprendizaje de habilidades de refuerzo positivo, mensajes y negociación, establecimiento de límites, utilización del tiempo libre, desarrollo afectivo-sexual… Así mismo, se procurará que los padres reflexionen y tomen conciencia sobre su propio estilo educativo, el aprendizaje en la resolución de problemas y exploración de nuevas alternativas.

El objetico principal de este Programa es propiciar una mejora en las relaciones intrafamiliares así como en su dinámica, a través de la implicación activa de los padres en el proceso de tratamiento de la menor.

PROGRAMA DE TRATAMIENTO EN DROGODEPENDENCIAS

Este Programa de Tratamiento se estructura en 3 niveles y va dirigido a todas aquellas menores que a su ingreso en este Centro de Convivencia, presenten problemas de drogodependencias o se encuentren en una situación de especial riesgo.

Los niveles son principalmente, uno primero donde se les ofrece información sobre las consecuencias del consumo de drogas, un segundo nivel de intervención en aquellos casos más graves y por último la prevención de posibles recaídas y motivación al cambio.

La finalidad es que los Menores adquieran las habilidades y estrategias necesarias para afrontar y evitar las situaciones que les incitan a consumir.

PROGRAMA DE AUTOCONOCIMIENTO Y DESARROLLO PERSONAL

Entre las diversas actividades que se desarrollan en el Recurso de Convivencia con Grupo Educativo, hemos iniciado un Programa de “Autoconocimiento y Desarrollo Personal” con un formato de trabajo terapéutico grupal, al objeto de potenciar y afianzar el modelo convivencial propio de este Recurso.

Para esto, y dentro de las intervenciones psicoterapéuticas, ofrecemos a este grupo de jóvenes adolescentes -que por diferentes circunstancias tienen dificultades para transitar esta etapa de su vida y han trasgredido normas y límites- un espacio facilitador que propicie el conocimiento de sí mismas, potenciando la relación interpersonal desde el respeto y la empatía, propiciando comportamientos más adaptativos.

La metodología que utilizamos parte de dinámicas grupales a través de las cuales trabajamos distintos aspectos, (identidad, polaridades, roles y máscaras, percepción corporal, las emociones negadas y las emociones mostradas, los límites y las normas, creencias y valores, estereotipos y prejuicios, la familia, los amigos, los proyectos), usando técnicas proyectivas-expresivas y con el apoyo de pintura, música... pero, sobre todo, mediante una conjunción entre “confrontación” y “apoyo”, es decir, hacerlas conscientes de su conducta, confrontándolas con su propio comportamiento y, al mismo tiempo, apoyándolas en el proceso de búsqueda de alternativas, de otras formas de relacionarse más positivas y adecuadas.