Centro de Internamiento Terapéutico de Deshabituación de Tóxicos "La Marchenilla"

Programas de Tratamiento

Los objetivos generales del tratamiento son:

  1. Proporcionar un modelo a los menores para comprender y analizar su problema de abuso de drogas.
  2. Aprender a identificar aquellas situaciones, pensamientos y/o estados emocionales que pueden acercarles al consumo y cómo afrontarlos adecuadamente utilizando determinadas técnicas cognitivo-conductuales
  3. Aprender a identificar las claves y señales que anuncian la posibilidad de una recaída.
  4. Aprender a enfrentarse a una recaída antes y después de que se produzca un consumo.

En cuanto al contenido del Programa de Prevención de Recaídas, éste se compone de tres módulos divididos en diversas sesiones:

1. Identificación de antecedentes del consumo de drogas, con nueve sesiones, más una de repaso y otra de evaluación, siendo los objetivos del mismo los siguientes:

a) Aprender a analizar el comportamiento desde una perspectiva conductual.

b) Comprender la función que ejercen los antecedentes y las consecuencias sobre los comportamientos.

c) Identificar las situaciones estimulares antecedentes al consumo de drogas.

d)   Aprender a valorar las consecuencias que se derivan de cada comportamiento.

2. Estrategias de afrontamiento, compuesto por doce sesiones, más dos sesiones (repaso y evaluación).

Los objetivos del módulo dos son:

a)  Aprender estrategias de afrontamiento ante los antecedentes del consumo de drogas.

b) Constatar la importancia de disponer de situaciones y actividades que faciliten la aparición de comportamientos alternativos al consumo de drogas.

c)   Incrementar las habilidades de autorrefuerzo.

3.  Identificación y control del proceso de recaídas, compuesto por cinco sesiones a las que se suman dos, una de repaso y otra de evaluación.

Los objetivos generales de este recurso  son los siguientes:

a) Conocer la diferencia entre una recaída y un fallo, así como la forma más eficaz de intervenir en cada uno de ellos para facilitar el mantenimiento de la abstinencia.

b) Aprender a identificar aquellos sucesos y comportamientos que anteceden a un proceso de recaída, con objeto de hacer más fácil su control.

c) Dotar de un esquema teórico que facilite el análisis de una recaída, así como de estrategias que ayuden a combatir los efectos de violación de la abstinencia.

PROGRAMA DE INTERVENCIÓN SOCIO-FAMILIAR

El abordaje integral de la problemática de los internos implica la detección de posibles conflictos intrafamiliares, bien por inadecuadas pautas de crianza (estilo educativo permisivo, negligente, sobreprotector, inconsistente, etc.), bien por sucesos familiares como separación de los padres, violencia intrafamiliar, enfermedad de los mismos, etc.

La intervención familiar pretende propiciar una mejora en la calidad de vida familiar, disminuir el nivel de estrés y posibilitar que la familia se convierta en un posible recurso de readaptación social del menor.

El diagnóstico social posibilita que los profesionales del equipo tengan una comprensión de la realidad del adolescente y de los problemas o necesidades sociales que presente. Asimismo, se constituye como un elemento fundamental en las relaciones con las instituciones y servicios externos, que suponen un soporte importante de apoyo en la atención a los menores y sus familias al fomentar el uso adecuado de los recursos comunitarios. Este servicio, desarrollará distintos programas e intervenciones orientados a la normalización del entorno familiar y social del caso (formación a padres, convivencias familia-menor, asesoramiento guiado a los progenitores, etc.).

El Programa de Intervención familiar se puede dividir metodológicamente en dos fases:

  1. Evaluación del ámbito socio-familiar, con un periodo inicial de entrevistas que permitan obtener información del menor y su entorno relativa a su desempeño escolar, desarrollo evolutivo, existencia de patologías en el menor o en los miembros del entorno familiar cercano,  estrategias educativas empleadas por los padres, etc. Esta fase se prolonga a lo largo de toda la intervención, ya que conforme avanzamos en el proceso de resocialización del menor,  y éste comienza a incorporarse paulatinamente en el entorno familiar, se deberá seguir recogiendo información para seguir interviniendo tanto con el menor como con la familia, realizando los ajustes necesarios.
  2. Proceso de ayuda, apoyo o seguimiento planteando como criterio principal de intervención el potenciar y desarrollar las posibilidades internas de la familia para que por sí misma pueda afrontar las diferentes situaciones.

Se prevé, teniendo en cuenta las experiencias exitosas realizadas en el CIMI La Marchenilla, la creación de un Grupo de Entrenamiento de Padres, de carácter permanente y continuado, donde puedan ser atendidas de manera conjunta problemáticas frecuentes y comunes, aprovechando las experiencias de los tutores y los conocimientos de los profesionales del centro, y que se convierta en un entorno de autoayuda para las familias mediante una metodología activa y participativa.

PROGRAMA DE EDUCACIÓN PARA LA SALUD

En este apartado podemos distinguir los siguientes programas de intervención:

PROGRAMA DE EDUCACIÓN SEXUAL PARA JOVENES

El objetivo del presente programa es dotar a los menores de los conocimientos adecuados para desarrollar una vida afectivo-sexual plena, desde la igualdad de géneros. Para ello se abordarán temas diversos que permitan minimizar el impacto de los factores de riesgo que concurren en los adolescentes en general (enfermedades de transmisión sexual, embarazaos no deseados, etc.), y en los menores internados en el centro en particular (abuso de sustancias, pautas machistas de relación, violencia de género, etc.).

PROGRAMA DE EDUCACIÓN ALIMENTARIA

Dada la problemática existente en parte de la población juvenil, no solamente femenina, en relación con las denominadas patologías alimentarias, se ha considerado importante establecer un programa de prevención de las mismas.

PROGRAMA DE MEDIACIÓN Y RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS

El objetivo del presente programa es enseñar y favorecer la resolución dialogada y negociada de los conflictos interpersonales que puedan surgir entre los menores, en el desarrollo de la vida diaria en el Centro, modificando y generalizando a otros ámbitos dichas adquisiciones, configurándose como un instrumento fundamental en la resolución de problemas interpersonales.

PROGRAMA DE PENSAMIENTO PROSOCIAL

El Programa de Pensamiento Prosociales un programa estructurado para favorecer la conducta prosocial y la competencia interpersonal. El "modelo del pensamiento prosocial" descansa en una sólida base empírica y es el resultado de una investigación secuencial que indica que la mejora de las habilidades sociocognitivas está asociada con el descenso de la conducta antisocial, la prevención del fracaso escolar y la continuidad en la formación académica y laboral (Ross y Roas, Thinking Straight, 1995).

Objetivos del Programa:

  1. Desarrollar actuaciones dirigidas a la reinserción del menor, con base teórica y científica fundamentada.
  2. Aplicación del Programa de Competencia Prosocial y comprobación de su validez.
  3. Dotar al menor de un repertorio conductual, que le permita desarrollar estrategias de resolución de conflictos más adaptativas.

Las Técnicas de intervención empleadas son:

  1. Técnicas de Resolución de Conflictos: En este módulo se enseña a los menores, las habilidades cognitivas y conductuales que capacitan a los sujetos para acercarse a los problemas que surgen en sus relaciones con los demás y les permiten elaborar soluciones a los mismos.
  2. Habilidades Sociales: El programa incluye una lista de habilidades sociales, que se entrenan a través de técnicas de role-playing, modelado y feed-back.
  3. Habilidades de Negociación: La negociación se trabaja como respuesta alternativa al conflicto, buscando puntos de acuerdo. Trabajamos igualmente la asertividad y el pensamiento alternativo.
  4. Pensamiento Creativo: Se trabaja el pensamiento no convencional, como modo de percibir las cosas de modo diferente, eliminando así la rigidez cognitiva.
  5. Desarrollo de Valores: Con ello tratamos de superar el pensamiento egocéntrico, mediante la exposición a conflictos cognitivos y sociales que les llevan a examinar sus propios razonamientos y los puntos de vista de otras personas.
  6. Control Emocional: El objetivo es que el menor controle aquellas emociones que por su intensidad pueden interferir en la adecuada ejecución de las habilidades cognitivas adquiridas y a controlar las conductas impulsivas, mediante técnicas como el auto-diálogo.
  7. Razonamiento Crítico: Tratamos de que el menor desarrolle un pensamiento lógico y racional.

Para constatar y dotar al programa de base científica, se aplica un sistema de evaluación pretest/postest, que permite analizar los cambios producidos en lo menores, al objeto de poder considerarlos una variable objetiva del grado de reinserción alcanzado.

PROGRAMA DE ORIENTACIÓN, FORMACIÓN E INSERCIÓN LABORAL

Siendo uno de los objetivos del recurso, la reinserción social de los usuarios a él derivados, se considerará esencial, en la medida que se produzca durante el internamiento una adecuada evolución conductual y actitudinal del internado, la incorporación al Programa de Inserción Laboral del centro.

A estos efectos se cuenta con los siguientes recursos del centro y/o comunitarios:

a)  Recursos educativos existentes en el Campo de Gibraltar:

· Educación formal: Ciclos formativos de Grado Medio y Superior en los diversos institutos del Campo de Gibraltar.

· Educación no formal: Cursos de FPO/FPE, Escuelas Taller y Casas de Oficio de los diferentes recursos educativos de la zona.

b)    Búsqueda de recursos laborales mediante contactos y convenios con instituciones y empresas públicas y privadas. Así, la Asociación GINSO cuenta con una empresa de inserción laboral denominada INSERTA, INTEGRACIÓN Y FORMACIÓN, SL.